Nombres y méritos

Me salto mi día habitual por motivos de inspiración tardía.

Kim Jong Un: Un monstruo dictador de cuyo infantil y aleatorio criterio dependen las vidas de casi veinticinco millones de personas.

Cristóbal Montoro: Ministro de economía español que ha aprobado leyes que dificultan terriblemente una jubilación digna a los artistas, leyes que no benefician a absolutamente nadie, simplemente se han puesto ahí y putean a un grupo muy específico. Me da miedo qué pueda pasar cuando este señor termine de sentirse cómodo en el puesto.

Leer más “Nombres y méritos”

Zafarrancho de paz

Seguimos siendo seis en casa, nueve contando las perras. Y antes de que nos queramos dar cuenta vamos a ser once, aunque durante ocho horas al día vendrán la chica del Kraamzorg, posiblemente acompañada por otra chica en prácticas (y no no asumo el sexo, sé que vendrá una chica y posiblemente otra más).

La cena de navidad pasó sin contratiempos, lo cual es una lástima, estamos todos, en especial mi señora, esperando un contratiempo que nos obligue a ir al hospital.

Leer más “Zafarrancho de paz”

…pero espacio abierto no suena mejor que open space

¡Me mudo de oficina el uno de enero!

Mi empresa se mueve a un nuevo edificio de oficinas. La cosa más moderna que se os pueda pasar por la cabeza. Una oficina crudivegana con mínima huella de carbono, de barba irónica, camisa de cuadros y capaz de predecir los cambios de estilo de Franz Ferdinand. Mi nueva oficina conocía a Love of Lesbian antes de la producción de su primer disco.

Y es que se trata de un espacio abierto con todas las modernas modernidades que podáis imaginar. Tendrá unas ocho empresas en fase media o de crecimiento (startups y scaleups para los que NECESITÁIS usar el término anglosajón) trabajando en la misma planta. No habrá paredes separando los espacios. Leer más “…pero espacio abierto no suena mejor que open space”

Conciencia plena suena mejor que Mindfulness

Suena el despertador y antes de apagarlo hago un repaso de las veces en que me he despertado por la noche, porque han sido unas cuantas.

Me meto bajo la ducha y mientras el agua me cae por encima empiezo a recordar una noche de pesadillas tontas, pero agotadoras.

Parece ser que mi cuerpo echa de menos lo que sentía cuando dudaba de mi capacidad para hacer mi trabajo (un síndrome del impostor de manual) y me hace soñar una y otra vez con escenarios imposibles que todo el mundo parece poder resolver menos yo.

Leer más “Conciencia plena suena mejor que Mindfulness”

Amor perruno

Suena el despertador y tras una noche de despertarme continuamente de pesadillas, la mala baba que llevo encima es más que suficiente para que se apague de puro pánico.

Generalmente me despierto con buen ánimo, pero hay días en los que duermo muy mal y mi humor suele hacer que los aguacates maduren de terror ante lo que puede pasar si hinco el cuchillo y me encuentro que está verde.

Hoy es uno de esos días y una ducha de agua helada después sigo con un ojo cerrado y un dolor de cabeza que no deja de susurrarme: “Hoy es día de pastillas, ¡wiiiii!”. Me visto, bajo a la planta baja y rasco distraídamente a las tres fierecillas que me esperan en el salón de mi casa.

Leer más “Amor perruno”