Ave urbanitas (o cómo amar la propia humanidad)

Suena el despertador y por un segundo espero escuchar a modo de eco al gallo saludando al alba, no tengo gallinero ni gallo, ni lo he tenido en los últimos diez años.

Al desayunar un plátano (uno ya tiene unos años y hay que cortar con los sándwiches de tres embutidos y queso) recuerdo la ocasión en la que intenté desayunar un huevo fresco frito. Para el que no lo sepa, los huevos frescos, y digo frescos refiriéndome a un huevo que puso la gallina hace menos de dos horas, se cuecen de forma irregular y es casi imposible freír uno y que quede aceptable. Leer más “Ave urbanitas (o cómo amar la propia humanidad)”

De punta en blanco (I)

Estudios recientes demuestran que los lectores de este diario en la red de redes son más listos que Sherlock pasado de NZT, así que del título habrán deducido que esto viene en varias partes y esta es la primera.

Voy a hablar sobre entrevistas de trabajo en mi sector, entrevistas de trabajo en mi sector. Enfatizo, se trata de algo que cubre las peculiaridades de mi sector. ¿Por qué enfatizo tanto? Porque he visto un millón de artículos hablando sobre consejos generales para entrevistas y me parece un soberano esfuerzo no sólo para nada, sino contraproducente. Leer más “De punta en blanco (I)”

Nueva generación con interés y futuro

No suena el despertador, no es lunes y no tengo especial prisa. Tampoco estoy en Holanda, estoy en Gran Canaria, mi tierra natal. Y no es lunes, es un viernes que me he tomado libre de una semana trabajando en remoto.

Mi mujer se despierta a la vez y me avisa de que no desayune, que vamos a uno de nuestros sitios favoritos para desayunar. Tras un generoso bocadillo de pata (jamón canario para los que no conozcan la jerga del paraíso), aprovechamos la mañana para ciertos trámites y me dirijo a un instituto para el plato fuerte del día: Una charla sobre la vida como programador expat canario en Holanda. Contar mi vida a desconocidos, ea.

Leer más “Nueva generación con interés y futuro”

Menos Agile y más agilidad

Nota previa: Es importante entender un mínimo qué es SCRUM para seguir con fluidez este artículo, no es el objetivo de servidor entrar en el cómo de SCRUM, sino en el para qué y el cuándo. Si el libro del otro enlace se hace demasiado, la página de wikipedia debería bastar para seguir el contenido.

Me despierto y por primera vez en meses me puedo dar una ducha fría (me encanta y me mantiene a prueba de resfriados, pero cuando las tuberías están expuestas al invierno holandés, el agua fría puede detener una reacción nuclear). Espabilado como si me hubieran dado una descarga, desayuno y me encamino a la oficina.

Me pongo a ojear la red y me encuentro un artículo sobre metodologías ágiles, con el foco puesto sobre SCRUM. El artículo en sí es bastante interesante, pero está planteado como una iniciación y servidor lleva unos añitos metido en la práctica, así que voy directamente a la sección de comentarios a ver cómo ha sentado en la comunidad. Leer más “Menos Agile y más agilidad”

Crecer más que la pecera

Llevo tiempo dando vueltas a los temas de la estabilidad laboral y de la formación a cargo de la empresa, pero siempre que intento escribir sobre un tema, termino hablando del otro.

Y es que son dos asuntos que guardan una relación considerable cuando uno ha abierto las alas y ha echado a volar a un mercado laboral distinto al español*. Lejos de las prácticas en las que los recursos humanos son mucho más recursos que humanos y en un lugar donde la clase política entra en pánico si el paro se acerca al cuatro por ciento, la estabilidad significa algo diferente.

(*Hay excepciones, como en todo, pero no nos vamos tantísimos porque la norma en España sea que el empresario te trate con humanidad.)

Leer más “Crecer más que la pecera”

Salió de fiesta por un barrio de mala fama, lo que le pasó al volver a casa de dejará impertérrito

Esta no es una historia para cualquiera, te aviso de que realmente puede dejarte impertérrito al final, no digas que no te avisé.

Era una noche de sábado sacada del manual de fin de semana de estudiante de la facultad de derecho. María había quedado con su amiga Laura en un nuevo club que había descubierto hacía dos fines de semana saliendo con unos amigos de humanidades.

Quedar con Laura nunca implicaba quedar sólo con ella, pues la muchacha, en parte por su grácil belleza y en parte por su carácter abierto y jovial, pocas veces estaba sola cuando salía de casa. La gente que la acompañaba además solía ser de una jovialidad comparable y las noches de fiesta tendían a desmadrarse.

Leer más “Salió de fiesta por un barrio de mala fama, lo que le pasó al volver a casa de dejará impertérrito”

Menos innovar, innovador

Me veo una tarde con mi señora calzando capítulos de series entre toma y toma de los enanos cuando me encuentro con algo deliciosamente inesperado: Into the badlands.

Para los que no la conozcáis, es una serie muy al estilo Hong Kong Blood Opera, pero sin armas de fuego, ambientado en un futuro en el que se han perdido los avances tecnológicos y a falta de armas de fuego para practicar el entretenimiento favorito de la humanidad, la gente se mata a sablazos. La historia transcurre en una zona llamada Badlands, que se divide en territorios dirigidos por barones y que inexplicablemente no se llaman baronazgos. Leer más “Menos innovar, innovador”