Querido diario

Me despierto con la energía de la central nuclear de Chernobyl momentos antes de hacer mundialmente famosa infame a la ciudad ucraniana. El agua fría de la ducha cae hiriente y demoledora ahora que se acerca el invierno, dos grados menos y tendré que empezar a girar un poco la manecilla hacia el lado caliente. Después del jabón, otra oleada de leve dolor me estremece cuando el agua se lleva la espuma.

No es algo que lamente, es algo que celebro. Esa oleada de frío arrolladora ya no es algo que necesite para ponerme en marcha, ya no es un bofetón de vigilia forzada que me pone en un piloto automático que me hace llegar al momento en el que saco de la casa sin recordar muy bien cuándo me vestí.

Antes apenas me había despertado, ahora estoy despierto.

Leer más “Querido diario”

Anuncios

Paternidad acelerada

Me levanto por la mañana, no ha sonado el despertador sino que un quejido entre risas nerviosas de mi señora me ha puesto en alerta.

Deimos se ha puesto en pie en la cuna y está rascando la pared como si quisiese arrancar la pintura. El crío se gira a mirarnos y nos sonríe para luego seguir a su rasca rasca. Sí que da un poco de yuyu el maldito. Leer más “Paternidad acelerada”

De punta en blanco (IV)

Igual os da por decirme que se está haciendo largo el tema. Pues casi que corto se me hace, buscar empleo es casi que un trabajo en sí mismo y no se me ocurre cómo enseñar un oficio en mil páginas. Mi respecto al que pueda alcanzar ese nivel de concisión.

Y ojo, que puedo ser conciso cuando quiero, sólo que la mayoría de las veces no me apetece. La cuestión es que no se me pasa por la cabeza cómo los portales de empleo te publican artículos para conseguir trabajo y son cosas que se leen en un golpe de vista.

Leer más “De punta en blanco (IV)”

Lo entenderás cuando seas mayor

Suena el despertador y estoy bajo la ducha que, fría e inmisericorde activa mis sentidos y algunos nervios que no sabía que existían. Me seco, me visto y agarro el almuerzo que cariñosamente me ha preparado mi señora el día anterior, un yogur para media mañana y una manzana para el camino.

Pierdo mi guagua y espero a una que pasa justo después y que a veces llega antes que la mía a cierta parada. El truco no funciona, igualmente engancho otra línea que me hace llegar un poco antes a la estación de tren. No es que importe, llego tarde a subirme a mi tren, me subo al siguiente y lo encuentro, para mi sorpresa, lo bastante vacío como para pillar un asiento con mesilla y ponerme a escribir este artículo. Leer más “Lo entenderás cuando seas mayor”

Autoboicot (I) – El secreto

Buenas, este es el primero de una pequeña serie de artículos sobre un tema que desde tiempo atrás me ha apasionado: Los libros de auto ayuda.

No es que encuentre un vacío en mi existencia que se llene con autocomplacencia, sino que encuentro apasionante la forma en que enganchan y enredan al lector para que compre la idea que contiene y de paso, el mucho más caro de lo que debería libro a su alrededor.

Leer más “Autoboicot (I) – El secreto”

De punta en blanco (III)

Seguimos con el tema de la búsqueda de empleo. Un recordatorio amistoso: Mi experiencia se centra en el sector del software en el centro de Europa. Lo que explico aquí viene con aclaraciones y anotaciones de los porqués, de forma que muchas de las cosas deberían ser útiles para otros sectores y mercados.

Andábamos metidos con el tema de la carta de presentación. En el artículo anterior hablaba del segundo párrafo y se me olvidó mencionar algo. Leer más “De punta en blanco (III)”